Publicidad
Inicie Sesión

Imagen del menu de Recomendados Recomendamos

Glaucoma: enfermedad silenciosa

Mañana se celebra el Día Mundial de esta dolencia.


El glaucoma es una enfermedad del ojo que hace que se pierda visión progresivamente, llegando a causar ceguera. Se da cuando el sistema de drenaje del ojo no funciona correctamente: en el interior del ojo se encuentra un líquido llamado "humor acuoso", que sale por la zona de la pupila y es absorbido hacia el torrente sanguíneo a través del sistema de drenaje del ojo. Cuando este sistema falla, se acumula fluido y se produce un aumento de la presión intraocular (PIO). Entonces se produce un aumento de presión dentro del ojo que daña al nervio óptico, lo que causa la pérdida de visión.

El Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos diferencia entre varios tipos de glaucoma:

- El del ángulo abierto, que es el más común.

- El de baja tensión o de tensión normal. Personas que teniendo una buena presión ocular sufren daños en el nervio óptico y en la visión lateral.

- El del ángulo cerrado. Provoca un aumento repentino de la presión del ojo. Se trata de una urgencia médica, cuyos síntomas son: dolor severo, náuseas, enrojecimiento del ojo y visión borrosa.

- El congénito.

- Los glaucomas secundarios, producidos por otros problemas médicos.

Aunque puede afectar a personas de cualquier edad, es más frecuente en mayores de 60 años, hipertensos oculares, diabéticos y personas con antecedentes familiares.

Al principio puede no haber síntomas, aunque con el tiempo, y en las modalidades más severas de la enfermedad, suelen darse los siguientes: visión borrosa, disminución de la visión lateral, pérdida repentina de la visión y dolor de ojos y de cabeza. La pérdida de visión es irreversible, aunque si se detecta a tiempo se puede frenar.

Una vez detectado el glaucoma, se puede tratar con gotas, con cirugía o con láser, con el objetivo de conservar la visión que aún le queda al paciente.

Como en toda enfermedad, la mejor forma de evitarla es la prevención: realizar revisiones con cierta frecuencia, hacer un examen ocular con la pupila dilatada para examinar con detalle el nervio óptico, hacer pruebas de agudeza y de campo visual, realizar una tonometría (medición de la presión del ojo) y una taquimetría (medición de la densidad de la córnea). Asimismo, a partir de los 40 años es recomendable realizar un examen integral para despistaje de glaucoma, que deberá repetirse cada dos o cuatro años.

Rocío Bonachera Escribano



Publicado el 11/03/2011 a las 10:49 | Enviar por E-Mail | Facebook | meneame | Delicious | Escuchar esta noticia

Volver

Comentarios



Publica tu comentario

 He leido y acepto los términos expuestos en Protección de Datos y Política de Privacidad

Publicidad

Ueda EQUIPAMIENTO PARA EL DIAGNÓSTICO E IMAGEN DENTALDietasaDomicilio.esEmpresa de Comunicación en Internet.Allianz Seguros
Web de Interés Sanitario
Web de Interés Sanitario
© 2014 - malagasalud.es empresa perteneciente al Grupo Impresiona Comunicación. - Empresa de Comunicación en Internet.

Médicos | Clínicas | Hospitales | Urgencias Médicas en Málaga | Centros de Salud | Noticias de Enfermedades | Artículos de Salud | Empresas Médicas en Málaga | Seguros Médicos | Materno Infantil |
Eventos y Congresos Médicos | Ofertas de empleo médico | Turismo de salud en Málaga

Términos legales | Aviso Legal | Mapa web | Empresa | Publicidad | Contactar